Los matrimonios saludables también tienen conflictos


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , , en por .

Por David Olsen (doctor en Psicología) y Douglas Stephens (magíster en Trabajo Social)

Trad. Ben Carral

Douglas StephensLos matrimonios saludables ciertamente tienen conflictos, a menudo en diferentes áreas, por ejemplo, su papel como padres, la limpieza de la casa, el sexo, la familia política. [John] Gottman [(doctor en Psicología)] descubrió que a pesar de las significantes diferencias en personalidad, intereses apasionados e incluso valores, las parejas en matrimonios felices seguían informando una satisfacción elevada con su relación. Les sostenía la amistad profunda. Ese nivel de amistad permite seguridad y vulnerabilidad incluso en medio del conflicto. Pero ¿qué es la amistad profunda en un matrimonio?

La amistad en el matrimonio requiere muchas habilidades, pero hay dos que resultan esenciales para un matrimonio saludable. Según Gottman (2000), la primera es que debe haber una atmósfera general positiva en el matrimonio tanto en situaciones de no conflicto como de conflicto. La segunda es que las parejas saludables que son amigos profundos pueden reducir el afecto negativo; es decir, pueden reducir las secuelas emocionales de sus conflictos al aceptar las emociones el uno del otro y abstenerse de evaluarse o juzgarse. Las parejas que son amigos profundos escogen no experimentar las emociones de su cónyuge como ataques personales. Los amigos profundos pueden reñir con la comprensión de que se deben aceptar las emociones del otro; lo que se debe negociar son los problemas. La pareja siempre es valorada y tratada con respeto.

El conflicto y la expresión de un amplio abanico de emociones es una parte esencial de la amistad y el matrimonio saludables. Cuando el matrimonio funciona, lo hace porque se afronta el conflicto y se trata pensando y hablando acerca de él, y los sentimientos son expresados y comprendidos. Las parejas saludables confían lo suficiente el uno en el otro y en su relación como para no retirarse de los sentimientos que surgen en el conflicto, al mismo tiempo que siguen respetándose mutuamente a lo largo del mismo. En el matrimonio infeliz no sucede esto.

Fuente:
David Olsen y Douglas Stephens, The Couple’s Survival Workbook [El cuaderno de ejercicios de supervivencia de pareja], Echo Point Books and Media, 2011, trad. Ben Carral.