3 pasos para salir de una relación tóxica


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , en por .

Por Jeffrey Bernstein (doctor en Psicología)

Trad. Ben Carral

Jeffrey Bernstein

Detener la locura y liberarte del amor tóxico

¿Te encuentras en una relación tóxica? Mi último post describe a qué se parece una relación tóxica. En resumen, escribí acerca de la crítica y el desprecio, la evitación y la energía negativa como las señales clave de las relaciones tóxicas.

No entraste en la relación para ser tratado de mala manera, ignorado o abandonado. Recibir abusos o ser menospreciado, verte sujeto a un gasto imprudente, privado de vida sexual u obligado a soportar un comportamiento problemático e inmaduro no es saludable para ti. Si ocurre esto en vuestra relación, tu pareja necesita realizar cambios importantes. Puede que necesitéis terapia individual y de pareja. Y si tu pareja no coopera con la terapia, necesitas afrontar el hecho de que probablemente no va a cambiar nunca, y decidir luego intentar vivir con ella del mejor modo que puedas o pasar a una relación nueva y esperemos que más satisfactoria. Estoy totalmente a favor de intentar salvar las relaciones, pero ante la insensibilidad y los daños repetidos, lo mejor puede ser emprender un nuevo viaje.

Si quieres dejar tu relación tóxica, sigue los tres pasos siguientes:

1. Ten un mantra. Jean, una clienta mía de cuarenta años, intentó abandonar una relación con un hombre muy manipulador y emocionalmente abusador. Cada vez que intentaba dejarlo, él se mostraba arrepentido y la atraía de vuelta con sus muestras cautivadoras y seductoras. Esto era enloquecedor para Jean, que cada vez se sentía desmoralizada por no ser capaz de salirse de este ciclo coercitivo y destructor.

Para ayudar a Jean a liberarse, encontró una frase, una especie de mantra que se repetía constantemente: «Él puede ser bueno para otra persona, pero es una bola de demolición para mí». Cada vez que pensaba en él o lo veía, Jean acompañaba este mantra con la visualización de una enorme grúa que movía una bola de demolición.

2. Detén todo posible contacto. Si realmente quieres salirte, necesitas controlar muy rigurosamente el contacto con el que se va a convertir en tu ex. Intenta no tener ningún contacto. La mayoría de parejas altamente tóxicas tienen lados más suaves y esto puede suponer un atractivo fuerte. Si te sientes vulnerable, probablemente estés en riesgo de regresar a tu ex tóxico si tienes contacto con él o con ella. En la situación de Jean, hablamos de cómo podía minimizar el contacto con su ex dado el difícil reto para ella de ser compañeros de trabajo. Esto implicó ser educada y no decir nada más en las reuniones laborales. También se nos ocurrió la regla de no romper el progreso cuando ella le saludaba en el vestíbulo.

3. Sigue sabiendo lo que vales. Siéntete bien acerca de quién eres, de cómo has crecido y de lo que ofreces en tus relaciones personales y profesionales. Jean se dio cuenta de que saber lo que vale significaba poner su salud emocional en primer lugar. Ten compasión contigo mismo si quieres regresar a tu relación tóxica. Es normal echar de menos a tu ex. Sin embargo, no te olvides que echar de menos los momentos que te hacían sentir bien no significa que esa persona fuera o sea buena para ti. Si tienes dificultades en recordar lo que vales, piensa en qué le dirías a un familiar o amigo cercano que quisiera regresar a una relación tóxica. Pensar acerca de cómo podrías valorar o aconsejar a otra persona te puede ayudar a apreciarte a ti mismo y seguir adelante.

Fuente:
Jeffrey Bernstein, «Three Steps for Getting Out of a Toxic Relationship», en Psychologytoday.com, 26 de diciembre de 2014, visita: 29 de diciembre de 2014, trad. Ben Carral.