14 maneras de crear la mejor relación de tu vida


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , , en por .

Por Sue Johnson (doctora en Psicología; referente del Mindfulness Gijón)

Trad. Ben Carral

Sue JohnsonDespués de 30 años de trabajar con parejas e investigar cómo las personas reparan sus relaciones, me di cuenta de repente de que realmente habíamos alcanzado un momento clave: todos nuestros estudios, historias y la ciencia habían convergido, y estábamos en medio de una revolución: una nueva manera de entender verdaderamente el amor romántico. Finalmente podemos comprender las leyes del amor, y ¡tienen sentido!

Hemos crackeado el código del amor y hemos encontrado el sendero que conduce a las relaciones que anhelamos. Puedes crear una relación satisfactoria, un refugio seguro, restaurando el vínculo de amor romántico. Y puedes empezar ahora:

1. Abandona la idea desfasada de que el amor es algo que simplemente te sucede.

Toda la nueva ciencia nos dice que el amor romántico ya no es un misterio. Tiene un sentido perfecto. Puedes aprender sus leyes. ¡Tienes más control del que crees sobre este disturbio de la emoción! Puedes dar forma a lo que entiendes. El primer paso es decidir aprender sobre el amor y la nueva ciencia de la vinculación.

2. Todos los días intenta acercarte a alguien y pedirle su atención o afecto.

Acepta que eres un mamífero y que el amor es un código de supervivencia antiguo con el que estamos biológicamente programados. Eres más feliz, tienes más salud y más fuerza, tratas mejor con el estrés y vives más cuando promueves los vínculos con tus seres amados. Está BIEN necesitarlos; son tu mayor recurso. No estamos diseñados para la autosuficiencia. Los más fuertes entre nosotros aceptan esta necesidad de conexión y se arriesgan a acercarse a los demás.

3. La próxima vez que te sientas incierto o preocupado o ansioso, intenta mencionárselo a tu pareja y cogerla de la mano, o sentir sus señales emocionales y acercarte a por su mano.

Los vínculos del amor nos ofrecen un refugio seguro donde podemos protegernos y recuperar nuestro equilibrio emocional. El último estudio de nuestro laboratorio demuestra que simplemente coger de la mano a tu ser amado puede calmar tu cerebro y desconectar el miedo.

4. Ve si puedes detectar momentos en los que encuentras difícil abrirte y te pones a la defensiva, te distancias o desconectas.

Sabemos que la apertura y la responsividad emocionales son el terreno sobre el que se apoyan los vínculos sólidos y duraderos.  Ver si puedes tomar la iniciativa y compartir con tu pareja, ayudándole a entender lo que dificulta abrirte en este momento.

5. Reflexiona sobre cómo soléis interactuar tu pareja y tú.

¿Podéis cada uno de vosotros acercaros al otro? ¿Qué haces cuando el otro se disgusta o no te responde? ¿Presionas en busca de contacto o te alejas? Dile a tu pareja algo que ella pueda hacer para ayudarte a acercarte en vez de ponerte en su contra o alejarte.

6. Intenta hablar con tu pareja acerca de cómo os impactáis el uno al otro.

Los dos ofrecéis pistas de seguridad o de peligro que nuestro cerebro interpreta como una información de supervivencia importante; todos somos vulnerables cuando estamos solos. ¿Cuándo surge en ti una alegría o contento reales por tu pareja? ¿Cuándo se provoca la aflicción; un sentido de ser rechazado o estar solo? Nuestros cerebros codifican esta clase de dolor en el mismo lugar y de la misma manera que el dolor físico.

7. Cuando os peleéis, toma una respiración profunda e intenta ver la pelea como si estuvieras volando en el techo.

A menudo, debajo de la conversación sobre los asuntos problemáticos, alguien está pidiendo más conexión emocional. Ve si puedes tener curiosidad e identificar el baile: quizá sea el típico boogie en el que uno presiona en busca de contacto, pero el otro escucha críticas y retrocede. Fíjate en cómo os deja a los dos sintiéndoos solos y un poco asustados. Habla sobre ello.

8. Una vez al día invita a tu pareja a una mayor cercanía con un sencillo juego de empatía.

Cada uno piensa en un suceso de su día. Entonces os turnáis para leer la cara del otro e intentar identificar si veis una de las seis emociones básicas: alegría, sorpresa, tristeza, ira, vergüenza o alguna clase de miedo. Comprobad si vuestra suposición es acertada. ¡Es importante aprender a sintonizar!

9. Tomaos un momento de silencio, sintonizad con el canal emocional y ved si cada uno podéis compartir con el otro lo que más necesitáis.

Mantenedlo simple y concreto. ¿Necesitas consuelo, que te dé tranquilidad, apoyo y empatía, un mensaje claro de lo importante que eres para él o para ella? Si resulta demasiado difícil compartir esto, comparte lo duro que te resulta abrirte y pedir.

10. Sé consciente del hecho de que las heridas emocionales hacen descarrilar las relaciones.

Puedes infligir un gran dolor a tu pareja simplemente porque tú importas mucho: ella o él depende de ti. En un momento de intimidad, pregunta a tu ser amado si hay heridas sin sanar, quizá ocasiones en las que no captaste sus pistas en busca de apoyo y conexión. Intenta ayudarle con este dolor. (No desaparece simplemente con el tiempo.) A menudo decirle que puede sentir lo dolido que está y que quieres ayudarle con ello hace maravillas.

11. Sabe que la mejor receta para un sexo estupendo es la conexión emocional segura y la comunicación abierta.

Escribe una pequeña descripción de lo que tu amante ideal podría hacer en la cama y de cómo podría invitarte al juego erótico. Dáselo a tu pareja y ved qué podéis descubrir el uno del otro. Recuerda, la crítica daña literalmente y desconecta la exploración y la sexualidad.

12. Habla sobre lo que has aprendido en tu familia sobre cómo tratar con las emociones.

Las emociones son la música del baile de las personas que se aman; ayuda si la música está clara. Entonces podéis predecir las intenciones del otro y saber cómo moveros juntos en armonía. Habla acerca de las cosas que has aprendido que hacen que para ti sea difícil escuchar o compartir tus sentimientos.

13. Contaos vuestra meta principal para el año próximo y ved si podéis encontrar una manera de apoyaros el uno a otro para alcanzarla.

Está claro que cuando sabemos que alguien nos cubre las espaldas, tenemos más confianza y somos más aventureros. Alcanzamos nuestras metas más fácilmente y nos sentimos menos alterados por las decepciones.

14. Honrad vuestra conexión. Cread pequeños rituales para reconocer vuestro vínculo.

Quizá sea un beso especial cuando salís por la mañana o un tiempo de vinculación especial de 10 minutos en cuanto llegáis a casa. Es un tiempo sagrado. No se permiten agendas de negocios, resolución de problemas ni distracciones en forma de pequeñas pantallas electrónicas.

Coged el amor en vuestras propias manos y abrazaos fuerte.

Fuente:
Sue Johnson, «14 Ways To Create The Best Relationship Of Your Life», en Mindbodygreen.com, 2 de enero de 2014, visita: 5 de enero de 2015, trad. Ben Carral.