Archivo de la etiqueta: Ben Carral

Nuestra felicidad no está en el interior


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , , en por .

Nuestra felicidad no está en el interior

Por Ben Carral (profesor de meditación y relaciones saludables; director del Mindfulness Gijón)

Nuestra felicidad no está en el interior para que cada uno la encontremos mirándonos el ombligo, sino en nuestras relaciones con los demás para que la construyamos juntos mirándonos a los ojos, incluida esa persona especial a la que abrazarnos fuerte y con la que envejecer de la mano, nuestro refugio seguro.

Presentación de Mindfulness de Gijón (Asturias)


Esta entrada se publicó en mindfulness y está etiquetada con , , , , , , , en por .

Por Ben Carral (profesor de meditación y relaciones saludables; director del Mindfulness Gijón)

Pareja de cigüeñas

Quiero dar las gracias a todas las amigas y amigos que de un modo u otro nos habéis acompañado anoche en la presentación oficial de Mindfulness de Gijón (Asturias).

No siempre tenemos el sano orgullo de poder escribir la historia, y eso es justamente lo que hemos hecho la noche del martes 3 de febrero de 2015, poniendo en marcha uno de los centros de meditación más punteros del mundo (y no es una exageración).

Además de contar con la sabiduría del zen tradicional (gracias a mis buenos maestros) y la última investigación científica (a través de nuestros estudios y de nuestro Consejo Asesor, formado por cuatro prestigiosos doctores que además son excelentes personas; gracias, John, Richard, Sam y Duana), también disfrutamos del cariño de investigadores de vanguardia como la doctora Sue Johnson (mi heroína personal y desarrolladora de la Terapia Focalizada en las Emociones), que justamente ayer me ha enviado firmado su último libro (muchísimas gracias, Sue).

A partir de hoy, el Grupo Mindfulness de Gijón (Asturias) ha pasado a convertirse en referencia obligada en el mundo de la mindfulness (atención plena) y las relaciones saludables, liderando la integración de la tradición budista zen con la teoría del apego a través de la Terapia Centrada en las Emociones (gracias, Sam, por apoyarnos en el Consejo Asesor). Da gusto realizar una tarea tan importante en esta maravillosa tierra de Asturias.

Pero nuestro principal objetivo no es ser referentes para los demás (que también), sino ayudar a construir un mundo mejor, ayudar a crear conexiones amorosas por las que merezca la pena vivir, ayudar a convertirnos en la mejor versión posible de nosotros mismos, y crear entre todos una estupenda red de amigas y amigos que enriquezca nuestra vida.

Que hayamos realizado la presentación el día 3 de febrero no ha sido casualidad, sino que hemos escogido a propósito el día san Blas, pues según el refranero: «Por san Blas, la cigüena verás». Y, entre otras cosas, la cigüeña ha representado tradicionalmente la fidelidad conyugal.

Si os habéis perdido la presentación, siempre seréis bienvenidas y bienvenidos a las clases de los martes y jueves de 20.30 a 21.30. Os animo a escribir la historia con nosotros. ¿Qué puede haber mejor que aprender a vivir con paz interior y construir relaciones saludables?

¿Qué es la inteligencia emocional?


Esta entrada se publicó en mindfulness y está etiquetada con , , , , , , , , en por .

Por Ben Carral (profesor de meditación y relaciones saludables; director del Mindfulness Gijón)

Ben CarralLa inteligencia emocional está de moda. Desafortunadamente todavía existe mucha confusión al respecto, así que vamos a aclarar de qué se trata para poder utilizar el término con conocimiento de causa y que nos sirva de guía.

Aunque cada autor ofrece una definición ligeramente distinta, podemos empezar con una sencilla explicación que Travis Bradberry  y Jean Greaves (doctores en Psicología) ofrecen en su Emotional Intelligence 2.0 (Inteligencia emocional 2.0) (TalentSmart, 2009, trad. personal):

La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer y comprender las emociones en ti mismo y en los demás, y la capacidad de utilizar esta consciencia para manejar tu comportamiento y tus relaciones.

Como podemos ver, la idea es bastante sencilla. Se trata de ser conscientes de lo que estamos sintiendo y de lo que los demás sienten en cada momento, sin escondernos de las emociones desagradables, para saber cómo actuar adecuadamente, tanto en relación con nosotros mismos como en relación con el resto de las personas con las que interactuamos (sin olvidarnos de los animales y el medio ambiente). La idea es fácil de entender, sí. Lo más complicado es ser capaces de llevarla a cabo. De ahí la necesidad de aprender y practicar.

Profundizando un poco más, podemos decir que la inteligencia emocional se compone de cuatro grandes habilidades. Volvamos a la explicación de Travis y Jean (ibíd.):

Las cuatro habilidades de la inteligencia emocional se agrupan en dos grandes competencias: la competencia personal y la competencia social. La competencia personal se compone de tus habilidades de autoconsciencia y manejo de ti mismo. La competencia personal es la capacidad de permanecer consciente de tus emociones y manejar tu comportamiento y tus tendencias. La competencia social se compone de tu consciencia social [empatía] y de tus habilidades de manejo de las relaciones; la competencia social es la capacidad de comprender los estados de ánimo, el comportamiento y los motivos de las personas para mejorar la calidad de tus relaciones.

Es interesante notar que la inteligencia emocional forma parte integral de mindfulness (atención plena) entendida en sentido amplio, tal como la describí en «¿Qué es mindfulness?». Y, por supuesto, también es un conjunto de prácticas esenciales en el currículo del Grupo Mindfulness de Gijón.

¿Qué es mindfulness?


Esta entrada se publicó en mindfulness y está etiquetada con , , , , , , , , en por .

Por Ben Carral (profesor de meditación y relaciones saludables; director del Mindfulness Gijón)

Ben CarralAunque existen muchas definiciones de mindfulness (atención plena), podemos empezar revisando lo que Jonice Webb (doctora en Psicología) ha escrito recientemente en «Los cuatro descubrimientos psicológicos más importantes de 2014» (The Four Greatest Psychological Discoveries of 2014, diciembre de 2014, Psychcentral.com, trad. personal):

La conexión mente/cuerpo: 2014 fue el año de [la meditación] mindfulness. El concepto de mindfulness se ha transformado gradualmente de simplemente «estar en el presente» a una definición más compleja: «ser consciente de tus propios pensamientos y sentimientos en el momento». Esta nueva manera de ver mindfulness ha abierto puertas a nuevas áreas de investigación.

En 2014, estudio tras estudio ha demostrado que las personas conscientes (mindful) se encuentran en una posición ventajosa en diferentes maneras. De hecho, se ha descubierto que una mayor autoconsciencia emocional mejora la salud general. Un estudio de la Universidad Brown, realizado por Loucks y otros en 2014, demostró que las personas que son más conscientes de lo que están pensando y sintiendo en el momento tienen menos IMC (índice de masa corporal), menos glucemia en ayunas, fuman menos y tienen niveles mayores de actividad física.

Menos útil para la investigación científica, mi definición de la meditación mindfulness es más inclusiva. Se basa en la tradición budista zen y en la investigación psicológica actual. Y sobre todo está pensada como una guía para el estudio y la práctica. Aquí va:

La meditación mindfulness es la práctica (esfuerzo, vīrya) de:

1) abrirse (accesibilidad) y aceptar (inclusividad, kṣānti) nuestra experiencia momento a momento;

2) siendo claramente conscientes (atención plena, dhyāna) de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, así como de los pensamientos, sentimientos y acciones del resto de personas y seres implicados;

3) desde una actitud amable (benevolencia, sīla), generosa (dāna) y comprensiva (prajñā);

4) con la intención de responder adecuadamente a cada situación (responsividad) y crear conexiones amorosas con nosotros mismos y los demás (teoría del apego).

La belleza de esta definición es que encierra la esencia de lo que necesitamos para cuidar nuestra salud mental y construir relaciones saludables con nosotros mismos, con los demás y con nuestro entorno. Y esto es justamente lo que aprendemos en el Grupo Mindfulness de Gijón (Asturias).

 

Es hora de superar el mito de la independencia


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , , , , , , en por .

Por Ben Carral (profesor de meditación y relaciones saludables; director del Mindfulness Gijón)

Ben CarralEn Estados Unidos, el 33% de la población sigue creyendo que «los seres humanos y otras cosas vivas han existido en su forma actual desde el principio del tiempo» (Pew Research Center, encuesta 21 de marzo-8 de abril de 2013, pregunta 54, trad. personal), es decir, no acepta la teoría de la evolución. Me parece trágico y sorprendente. Es como seguir viviendo con la idea de que la Tierra es plana y que se encuentra en el centro del universo. Y, sin embargo, un despropósito de iguales dimensiones ocurre entre nosotros.

Estos días he leído en Facebook dos citas atribuidas a John Lenon (1940-1980) en las que se afirma: «La felicidad está dentro de uno, no al lado de alguien», y ambas recogieron muchos «Me gusta». ¿Tienen sentido las supuestas palabras de Lenon? En absoluto. La verdad es que son una tontería tan grande como creer que Dios hizo el mundo en su forma actual o que la Tierra es plana. Lo cierto es que la ciencia ha demostrado sobradamente que necesitamos a los demás para ser felices. De hecho, no solo para ser felices, sino simplemente para sobrevivir; basta con pensar qué sería de un recién nacido sin los cuidados de los demás.

Como dice Harriet Lerner (doctora en Psicología) en The Dance of Connection [El baile de la conexión] (HarperCollins, 2001, trad. personal):

La dependencia ha cogido mala reputación. […] El hecho es que todos dependemos de otros. Es parte de la condición humana. Podemos fingir que no es así cuando somos jóvenes, tenemos salud y nos va bien en el trabajo. […] Cuando fallan los sistemas que te apoyan, aprendes lo dependiente que eres en realidad. […] El énfasis cultural en nuestra independencia es tan fuerte que incluso podemos sentirnos avergonzados de nuestra dependencia.

O como dice Sue Johnson (también doctora en Psicología) en Love Sense [Sentido del amor] (Little, Brown and Company, 2013, trad. personal):

Toda la investigación está de acuerdo en que una relación estable y amorosa es la base fundamental de la felicidad humana y el bienestar general. Una buena relación es mejor seguro de salud que una dieta cuidadosa y mejor estrategia antienvejecimiento que tomar vitaminas. Una relación amorosa también es la clave para crear familias que enseñen las habilidades necesarias para mantener una sociedad civilizada: confianza, empatía y cooperación. El amor es la fuerza vital de nuestra especie y del mundo.

Así que John Lenon (o quien escribiese esas citas) estaba tan equivocado sobre la felicidad como los fundamentalistas religiosos lo están acerca de la evolución. En cuanto investigadores y científicos nos queda mucho trabajo de divulgación por delante para desmantelar el terrible mito de la independencia. Al igual que tuvimos que aprender que la Tierra es redonda o que somos descendientes de los primates, es hora de que aprendamos que nuestra felicidad depende de otros. Están en juego nuestro bienestar personal, el bienestar de nuestras familias y el bienestar de la sociedad en general.

El árbol de la vida de Darwin


Esta entrada se publicó en ciencia y está etiquetada con , , en por .

Por Ben Carral (profesor de meditación y relaciones saludables; director del Mindfulness Gijón)

El árbol de la vida de DarwinPara mí, uno de los grandes pasos adelante fue el descubrimiento de la teoría de la evolución, que nos permitió entender nuestro lugar en el proceso evolutivo, y este dibujo recoge la inspiración de Charles Darwin (1809-1882).

«En julio de 1837, mientras trabajaba en su casa de Londres en la teoría de la evolución, Darwin tuvo una inspiración. Pasó la página de su libro de notas y escribió: «Pienso». Y entonces dibujó el árbol de la vida. Con esa idea pretendía representar la aparición de las distintas especies de seres vivos a partir de un tronco común a lo largo de la historia.»

La Love Revolution está en marcha


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , en por .

Por Ben Carral (profesor de meditación y relaciones saludables; director del Mindfulness Gijón)

Ben CarralTraduzco un estado que la doctora Sue Johnson publicó en su muro de Facebook el día 12 de este mes:

Estoy completa y humildemente agradecida por la oportunidad de ayudar a las parejas a formar una conexión amorosa; y por la alegría que me produce y el maravilloso equipo que trabaja conmigo —avanzando y mejorando—; la gratitud siempre me conecta con el momento.

Esta es precisamente la razón por la que he puesto en marcha el Grupo Mindfulness de Gijón (Asturias) y retomado la carrera de Psicología que empecé hace unos diez años. Si algo he aprendido, es que el amor es lo más importante. Me siento horrorizado al observar la clase de relaciones que construimos, al escuchar las barbaridades que se dicen sobre el amor en la calle y también entre algunos supuestos profesionales. Así que dedicaré mi vida a hacer justamente lo mismo que hace Sue: pondré todo mi empaño en ayudar a crear conexiones amorosas. Hay quien me llama pasteloso por sentir, pensar y actuar de esta manera; qué se le va a hacer, pese a quien le pese así es como quiero ser.

Lo que está claro es que la Love Revolution ¡está en marcha!