Archivo de la etiqueta: Erick Barker

Cómo solucionar los cuatro problemas más comunes de las relaciones (2.ª parte)


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , , , , , , en por .

Por Eric Barker (escritor)

Trad. Ben Carral

Viene de: Cómo solucionar los cuatro problemas más comunes de las relaciones

Eric BarkerEl mejor predictor de lo buena que es una relación

Lo puedes hacer tú mismo: Si alguien te pregunta por el relato de vuestra relación, ¿qué clase de historia cuentas?

Cuando tu pareja describe vuestra relación a otras personas, ¿qué clase de historia cuenta?

¿La historia minimiza los aspectos negativos y celebra los positivos? ¿Te hizo parecer genial?

¿O se centró en lo que va mal? ¿Habla de lo que ese idiota hizo esta semana que estuvo completamente equivocado?

Esta simple historia de nosotros predice qué relaciones tienen éxito y cuáles fracasan. En palabras de John:

Nuestra mejor predicción del futuro de una relación se basa en la historia de nosotros de la pareja. Es una valoración final siempre cambiante de la relación y del carácter de tu pareja. Algunas personas desarrollaban una historia de nosotros que era muy negativa en la que realmente describían todos los problemas de la relación. Realmente enfatizaban lo que faltaba. Las expertas hacían lo contrario: minimizaban las cualidades negativas que todos tenemos y apreciaban las cualidades positivas de su pareja. Alimentan la gratitud en vez del resentimiento.

¿Hay alguna parte de una conversación de pareja que sea crítica? De hecho sí la hay.

La parte más importante de una conversación de pareja

Es el comienzo. El 96% de las veces, John puede predecir el resultado de una conversación en los primeros tres minutos. En palabras de John:

La negatividad se alimenta a sí misma y hace que la conversación siga negativa. También hicimos siete años de investigación sobre qué hacen las expertas para reparar esa negatividad. Una de las cosas más poderosas es decir: «Oye, no es todo culpa tuya, sé que yo tengo mi parte en ello. Hablemos de lo que es cosa mía y de lo que es cosa tuya». Asumir la responsabilidad es muy importante para la reparación.

La manera de empezar esas conversaciones serias de pareja no solo predice cómo irá la conversación, sino que también predice el divorcio tras seis años de matrimonio.

En Principia Amoris: The New Science of Love [Principia Amoris: La nueva ciencia del amor], John dice:

[…] sirvió para predecir su destino con una precisión elevada en un periodo de seis años. Las predicciones que realizamos sobre el futuro de las parejas se validaron en siete estudios diferentes, fueron válidas en parejas heterosexuales y homosexuales y siguieron siendo válidas durante toda la vida.

Así que ¿hablas e inicias las conversaciones con un estado positivo y calmado? Estupendo. Ahora deberías dejar de hablar. ¿Por qué?

Cuando le pregunté a John qué era lo mejor para mejorar una relación, dijo: «Aprende a ser un buen escuchante».

Las expertas saben cómo escuchar. Cuando su pareja tiene un problema, lo dejan todo y escuchan de manera no defensiva y con empatía. En palabras de John:

En las relaciones realmente malas, las personas se comunican: «Cariño, cuando sientes dolor, cuando estás infeliz, cuando estás herida, no voy a estar ahí para ti. Trata con ello tú sola o tú solo, encuentra a algún otro con quien hablar porque no me gusta tu negatividad. Estoy ocupado u ocupada, realmente estoy liada con los niños, realmente estoy liado con mi trabajo». Mientras que las expertas tienen el modelo de: «Cuando estás infeliz, incluso si es conmigo, el mundo se detiene y escucho».

Y algunas veces lo mejor al inicio de una discusión de pareja es detenerla inmediatamente. ¿Por qué?

El 69% de los problemas de pareja son perpetuos. No se van a resolver.

Pedirle a alguien que cambie fundamentalmente su personalidad no va a funcionar, sino que le hará enfadar. En palabras de John:

En los estudios que realizamos Bob Levenson y yo, volvimos a llevar a las parejas al laboratorio cada dos años para descubrir acerca de qué reñían. Y las personas solo resolvieron cerca del 31% de sus desacuerdos. Puedes poner juntas esas cintas de vídeo y parecerá la misma conversación una y otra vez durante 22 años. Las expertas aprenden a aceptar lo que no va a cambiar y a centrarse en lo positivo. Parecen decir: «Aquí hay un montón de cosas buenas y puedo ignorar las que me fastidian».

Bueno, este es un montón de material estupendo. Vamos a redondearlo y finalizar con lo que más me impresionó de lo que dijo John.

Resumen

Aquí está lo que John tenía que decir:

  1. Las cuatro cosas que matan las relaciones: la crítica, la actitud defensiva, el desprecio y la actitud evasiva.
  2. Las tres cosas que las previenen: conocer a tu pareja, responder positivamente a sus peticiones y admirarla.
  3. El mejor predictor del éxito de la relación es cómo contáis vuestra historia de nosotros tu pareja y tú.
  4. El inicio de la conversación es crucial. La negatividad se agrava. Mantén la cabeza fría y resiste la inercia emocional.

Una última cosa que realmente me impresionó: Lo que hace que las parejas sean felices se parece mucho a lo que propicia la felicidad en general.

La investigación demuestra que las personas felices buscan lo positivo y se muestran agradecidas por ello. Las personas infelices encuentran negatividad en todo.

En las relaciones se produce una dinámica muy parecida: Las expertas exploran su relación en busca de las cosas buenas; las desastrosas siempre se están fijando en lo malo.

Y no solo eso, la manera de ver el mundo de las expertas realmente es más preciso. En palabras de John:

Las personas que tienen este hábito mental negativo pasan por alto el 50% de la positividad que ven observadores externos objetivos. Así que el hábito mental positivo en realidad es más preciso. Si tienes un hábito mental negativo, realmente estás distorsionando hacia lo negativo y no ves lo positivo. No es que las personas con el hábito mental positivo dejen de ver lo negativo (lo ven), pero realmente enfatizan lo positivo en términos del impacto que tiene en ellas. Esa es la diferencia.

Escoge ver lo positivo. Puede provocar una cascada:

  • Es alimento para una buena historia de nosotros.
  • Probablemente empezarás las conversaciones de pareja con buen pie.
  • Admirarás a tu pareja.
  • Y así sucesivamente…

Algunas de las mismas cosas que te hacen feliz pueden mejorar tus relaciones, y viceversa. ¿Qué hay mejor que eso?

Fuente:
Eric Barker, «The 4 Most Common Relationship Problems — and How to Fix Them», en Time.com, 11 de diciembre de 2014, visita: 14 de diciembre de 2014, trad. Ben Carral.

Cómo solucionar los cuatro problemas más comunes de las relaciones


Esta entrada se publicó en amor y está etiquetada con , , , , , , , , , , , en por .

Por Eric Barker (escritor)

Trad. Ben Carral

Eric BarkerTodo el mundo tiene problemas en las relaciones. Y en ocasiones los tiene una y otra vez.

La mayoría de las personas que dan consejo no conocen la investigación. Así que ¿dónde se encuentran las respuestas de verdad?

Decidí llamar a un experto: el doctor John Gottman.

Quizá le recuerdes como el investigador del libro Blink de Malcom Gladwell que, después de solo unos minutos, podía predecir si una pareja terminaría divorciada.

John es profesor emérito de la Universidad de Washington y cofundador del Gottman Institute. Ha publicado más de 190 artículos y ha escrito más de 40 libros, incluidos:

  • Principia Amoris: The New Science of Love [Principia Amoris: La nueva ciencia del amor]
  • The Seven Principles for Making Marriage Work (Siete reglas de oro para vivir en pareja)
  • The Relationship Cure: A 5 Step Guide to Strengthening Your Marriage, Family, and Friendships (Guía del amor y la amistad)

También es un tío muy guay. John obtuvo comprensiones poderosas al estudiar a parejas que se desarrollan bien (a las que llama expertas) y parejas que no (a las que llama desastrosas).

Bueno, ¿qué vas a aprender en este artículo?

  1. Las cuatro cosas que condenan las relaciones
  2. Las tres cosas que previenen esas cuatro cosas
  3. La parte más importante de cualquier conversación de pareja
  4. El mejor predictor de si una relación está funcionando (Es tan fácil que lo puedes hacer en dos minutos.)

¿Quieres ser un experto en vez de un desastroso? ¡Vamos a ello!

Los cuatro jinetes del apocalipsis de las relaciones

John ha estudiado a miles de parejas durante su carrera de 40 años. Hay cuatro cosas que surgían una y otra vez e indicaban que una relación iba a tener problemas. Las desastrosas las hacían mucho y las expertas las evitaban.

1: Crítica

Es cuando una persona señala a su pareja y dice que el problema es su personalidad o carácter. En palabras de John:

La crítica consiste en presentar el problema de una relación como un fallo de carácter del cónyuge. Las expertas hacían lo contrario: se señalaban a sí mismas y realmente tenían un modo muy amable de iniciar la conversación, minimizando el problema y hablando de lo que sentían y necesitaban.

Damas, ¿estáis escuchando? Porque la crítica es algo que las mujeres hacen mucho más que los hombres. (No os preocupéis, enseguida trataremos de con cómo la fastidian los chicos.)

2: Actitud defensiva

Es responder a los asuntos de la relación contraatacando o lloriqueando. En palabras de John:

El segundo jinete era la actitud defensiva, que es una reacción natural al ser criticado. Toma dos formas: contraatacar o actuar como una víctima inocente y lloriquear. De nuevo, las expertas eran muy diferentes incluso cuando su pareja era crítica. Aceptaban la crítica, o incluso asumían la responsabilidad de parte del problema. Decían: «Háblame, quiero escuchar cómo te sientes acerca de esto».

3: Desprecio

Es el predictor número 1 de las rupturas. El desprecio es actuar como si fueras mejor persona que tu pareja. En palabras de John:

El desprecio consiste en menospreciar a tu pareja cuando hablas con ella, insultándola o actuando como si fueras superior. No solo predecía la ruptura de la relación, sino que cuando medíamos la salud, también predecía el número de enfermedades infecciosas que tendría el destinatario del desprecio en los próximos cuatro años.

4: Actitud evasiva

Consiste en desconectar o dejar de prestar atención. De manera pasiva le dice a tu pareja: «No me importa». Y el 85% de las veces son los chicos quienes lo hacen.

Bien, esto es lo que mata una relación. Naturalmente querrás saber que evita que sucedan estas cosas, ¿verdad?

Tres cosas para decir adiós a los jinetes

Al observar a las expertas, John vio qué prevenía la espiral negativa de los cuatro jinetes:

1: Conoce a tu pareja

John llama a esto construir mapas de amor. Consiste en conocer realmente a fondo a tu pareja. Era una de las armas más poderosas de las expertas. En palabras de John:

Un mapa de amor es como un mapa de carretera que haces del mundo psicológico interior de tu pareja. Las expertas siempre hacían preguntas sobre su pareja y revelaban detalles personales acerca de sí mismas.

¿Por qué resulta tan extraño? Requiere tiempo. Y las desastrosas no se lo tomaban. De hecho, la mayoría de las parejas no se toman ese tiempo necesario.

John citó un estudio que muestra que las parejas con hijos hablan entre sí 35 minutos a la semana. Sí, 35 minutos.

E incluso la mayor parte de ese tiempo hablaban solo de temas logísticos: «¿Cuándo estarás allí?», «No te olvides de coger leche?», no de temas realmente personales como las expertas.

2: Responde positivamente a las peticiones

Todos realizamos frecuentemente pequeñas peticiones de la atención de nuestra pareja.

Dices algo y quieres que responda. Que se implique. Puede ser tan simple como decir: «Un día agradable, ¿verdad?».

Es casi como un videojuego: cuando la persona responde de manera positiva («acoge la petición»), vuestra relación gana un punto.

Cuando no responde o responde de manera negativa, la relación pierde un punto… o cinco. En palabras de John:

Las parejas que se habían divorciado seis años después solo acogieron las peticiones el 33% de las veces. Las parejas que siguieron juntas acogieron las peticiones el 86% de las veces. Una diferencia enorme.

Las parejas con una puntuación elevada construyen equidad relacional. Son capaces de reparar los problemas. Son capaces de reír y sonreír incluso cuando discuten. Y eso supone una gran diferencia. En palabras de John:

Si acoges las peticiones con una frecuencia elevada, tienes un sentido de humor durante el conflicto. El humor es muy poderoso porque reduce la excitación fisiológica durante las discusiones y esto se ha replicado en varios estudios.

3: Muestra admiración

¿Alguna vez has escuchado a alguien locamente enamorado hablar sobre su pareja? Suenan totalmente delirantes. Actúan como si la otra persona fuera una superhéroe. Una santa.

Y la investigación demuestra que es perfecto. Las expertas ven a su pareja como mejor de lo que realmente es. Las desastrosas la ven como peor de lo que realmente es.

La admiración tiene que ver con la historia que te cuentas a ti mismo sobre tu pareja. Y eso nos lleva a cómo predecir si tu relación está funcionando…

Sigue en: Cómo solucionar los cuatro problemas más comunes de las relaciones (2.ª parte)

Fuente:
Eric Barker, «The 4 Most Common Relationship Problems — and How to Fix Them», en Time.com, 11 de diciembre de 2014, visita: 14 de diciembre de 2014, trad. Ben Carral.